CBD vs THC

A menudo existe una gran confusión sobre la diferencia entre THC y CBD, incluso confusión sobre si existe alguna diferencia entre ellos, y es comprensible. Los términos marihuana, cáñamo y cannabis a menudo se usan indistintamente y, muchas veces, no está claro de dónde provienen los extractos. Esperamos que esta guía sobre las diferencias entre el THC y el CBD aclare cualquier duda que puedas tener y te ayude a decidir qué producto es mejor para ti.

¿De dónde vienen?

La fuente de estos dos compuestos es posiblemente una de las principales razones por las que mucha gente confunde el THC y el CBD, ya que en términos generales se pueden encontrar en el mismo lugar.

Tanto el THC como el CBD son lo que se conoce como cannabinoides, compuestos químicos únicos que se encuentran naturalmente en la planta de cannabis. Estos son los cannabinoides más conocidos y abundantes, pero en realidad existen más de 100 de estos productos químicos únicos. Las plantas de cannabis se pueden encontrar en su forma de marihuana o de cáñamo, y es aquí donde se encuentra la diferencia clave en la composición química. Las plantas de cáñamo tienen una alta concentración de CBD y bajas cantidades de THC, mientras que con las plantas de marihuana sucede lo contrario.  

Efectos sobre el cuerpo

Muchas personas que son nuevas en el mundo del CBD están preocupadas por los efectos que tendrá en ellas el uso de estos productos. Todos conocemos los efectos que tiene la marihuana en quienes la consumen y  muchas veces estos efectos no son deseables para aquellas personas que simplemente buscan alivio de sus problemas médicos. 

El THC y el CBD tienen una composición química muy similar, pero la disposición de sus átomos es bastante diferente. Sin entrar en explicaciones demasiado científicas, los átomos de la molécula de THC forman un anillo cerrado mientras que los de la molécula de CBD forman un anillo abierto. Esto determina la forma en que dichas moléculas interactúan con nuestro cuerpo.

La formación de la molécula de THC le permite interactuar directamente con el sistema endocannabinoide, más específicamente con los receptores del cerebro. Estos receptores controlan elementos como el sueño, el estado de ánimo y la memoria, y es por ese motivo que el THC genera un efecto de “subidón” para los usuarios que lo consumen.

El CBD, en cambio, sólo puede afectar indirectamente al sistema endocannabinoide del cuerpo. No puede unirse a los receptores sino que trabaja con el sistema para restaurar el equilibrio y la función natural del cuerpo. La conclusión es que si se consume un producto de CBD fiable, no debería manifestarse ningún efecto de “subidón” pero sin embargo sí que se experimentarán sus beneficios.

Los beneficios

Cuando tenemos que elegir entre THC y CBD, uno de los factores que tomaremos en consideración es, evidentemente, los beneficios que estamos buscando.

Los efectos secundarios

Aunque no hay efectos secundarios graves relacionados con el uso de THC o CBD, sí que pueden producirse algunas reacciones temporales. Vale la pena señalar que no existe peligro de una sobredosis fatal cuando estos dos componentes se usan correctamente. Lo que muchos usuarios pueden encontrar desagradable sobre el uso de THC es que te coloca. Si estás buscando una forma de aliviar el dolor que vives en el día a día, el THC posiblemente no es la opción más adecuada. Debe tenerse en cuenta que su efecto psicoactivo puede ser más pronunciado en los adolescentes, ya que su cerebro aún se está desarrollando.

 

Otros efectos secundarios reportados por usuarios de THC incluyen:

  • Boca seca
  • Ojos rojos
  • Problemas de concentración
  • Pérdida de memoria
  • Somnolencia / cansancio
  • Tiempos de reacción lentos
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Mareo
  • Paranoia o mayor ansiedad

El CBD es generalmente conocido por tener menos efectos secundarios y menos intensos, por lo que se está convirtiendo en una alternativa muy popular a los medicamentos tradicionales.

Los efectos secundarios reportados sobre el uso de CBD incluyen:

  • Boca seca
  • Apetito reducido
  • Diarrea
  • Somnolencia / cansancio
  • Presión arterial baja

Hay que tener en cuenta, además, que algunos de estos efectos secundarios pueden resultar positivos en determinados casos. Por ejemplo, el hecho de sentirse somnoliento o cansado puede ser positivo para quienes padecen de  insomnio u otros problemas de sueño. Del mismo modo, la presión arterial baja figura como un efecto secundario pero es útil para quienes necesitan tratar la presión arterial alta.

La legalidad

Dependiendo del país en el que vivas, puede haber leyes muy diferentes con respecto a la venta de productos con THC y CBD. Es importante verificar la legalidad en tu país o región antes de realizar un pedido en línea. En muchos países, cualquier producto que contenga altas cantidades de THC se considera una sustancia psicotrópica y, por lo tanto, es ilegal. El THC en forma de marihuana medicinal es técnicamente legal en muchos estados de EE. UU, pero requiere de receta médica y todavía se considera ilegal según la ley federal.

El CBD, por otra parte, es generalmente legal en la mayoría de los países. Sin embargo, esta legalidad depende del nivel de THC que contenga ya que, a menos que se compre aislado, los productos de CBD suelen contener algunos rastros de THC. Comprar CBD de un proveedor de confianza garantizará que cumpla  los requisitos legales en términos de contenido de THC.

Seguridad del CBD

Si bien hay lugares donde encontrar información sobre los beneficios que puede ofrecer el CBD, si es la primera vez que pruebas el cannabidiol, tienes

Read More »

¿Es legal el CBD?

Los nuevos usuarios de CBD a menudo se preguntan si el CBD es legal, y no es de extrañar, ya que lamentablemente no hay una

Read More »

¿Quieres un 15% de descuento?

Suscríbete ahora a nuestra newsletter

Ahorra el 15% con el código coupon

HELLO15