Aceite de CBD para la ansiedad

A diferencia de otros problemas médicos que son puramente físicos, los problemas psicológicos como la ansiedad y la depresión pueden ser mucho más difíciles de tratar y muchas personas se sienten frustradas por la falta de opciones disponibles. Los medicamentos tradicionales contra la ansiedad o los antidepresivos a menudo pueden generar efectos secundarios y, en ocasiones, incluso empeoran el problema. El CBD en sus muchas formas puede ofrecer una alternativa natural o un tratamiento complementario para la ansiedad, la depresión u otros problemas psicológicos o neurológicos.

Usar CBD para diferentes tipos de ansiedad

En todo el mundo, la depresión es una de las enfermedades más comunes y principal causa de bajas médicas. Muchas de las personas que la padecen, especialmente en los países en desarrollo, no reciben el tratamiento adecuado. En Estados Unidos, los trastornos de ansiedad afectan a unos 40 millones de adultos, o alrededor del 18% de la población, y sólo un tercio de ellos reciben tratamiento.

Si bien a menudo hablamos de la ansiedad como un problema único, en realidad puede tomar muchas formas:

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): se trata de una situación en que la persona se siente ansiosa de forma continua durante un periodo largo de tiempo, generalmente seis meses o más. Se experimentan preocupaciones y tensiones exageradas, incluso cuando no se puede identificar ninguna causa específica para ello.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC): este trastorno, que puede resultarnos familiar por sus apariciones frecuentes en la televisión y en el cine, se caracteriza por pensamientos intrusivos continuos que generan altas dosis de ansiedad. Esto lleva a quienes lo padecen a llevar a cabo ciertos rituales o comportamientos repetitivos para intentar aliviar la ansiedad; como lavarse constantemente las manos, revisar muchas veces si se ha cerrado la puerta o apagado la luz, etc.

Trastorno de pánico: mientras que el trastorno de ansiedad generalizada crea un sentimiento continuo de estrés, el trastorno de pánico se caracteriza por episodios más agudos de ansiedad, lo que resulta en ataques de pánico. Durante estos ataques, las personas experimentan síntomas físicos como dificultad para respirar, dolor de pecho y mareos, e incluso pueden sentir que están a punto de morir.

Trastorno de estrés postraumático (PTSD): causado por la experiencia de un evento traumático como una guerra, desastres naturales o agresiones personales violentas. El trastorno causa síntomas como flashbacks, problemas para relajarse, pesadillas y problemas de evitación.

Fobia social (trastorno de ansiedad social): si bien muchas personas pueden ponerse nerviosas en situaciones determinadas como hablar en público, las personas con trastorno de ansiedad social pueden experimentar este nivel de angustia en cualquier tipo de situación social, lo que a menudo conduce a una ansiedad abrumadora en cualquier situación en la que tengan que interactuar con otras personas. 

La ansiedad y la depresión a menudo van de la mano, y casi la mitad de las personas diagnosticadas con depresión también son diagnosticadas con algún tipo de trastorno de ansiedad.

Cómo afectan al cuerpo el estrés crónico y la ansiedad 

Aunque es evidente que la ansiedad y la depresión son angustiantes e incluso debilitantes para las personas que las padecen, estas afecciones pueden tener implicaciones que van mucho más allá de sus efectos inmediatos sobre la salud mental. Se ha demostrado que el estrés crónico, la ansiedad o la depresión pueden causar:

  • Obesidad y trastornos alimentarios
  • Disfunción sexual
  • Problemas menstruales
  • Hipertensión
  • Mayor riesgo de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular
  • Desórdenes gastrointestinales
  • Pérdida de cabello
  • Problemas de la piel como eczemas o psoriasis.

 

Cómo actúa el CBD en relación a la ansiedad

Probablemente hayas escuchado muchos comentarios sobre lo útil que puede ser el CBD para tratar y controlar la ansiedad, pero para comprender exactamente cómo funciona debemos dar un paso atrás y aprender un poco sobre el cuerpo.

Todos los mamíferos poseen lo que se conoce como sistema endocannabinoide, un sistema de receptores que se puede encontrar en todo el cuerpo. Aunque este sistema es un descubrimiento bastante reciente, es muy importante, ya que dichos receptores gobiernan muchas de las funciones vitales del cuerpo; incluido el estado de ánimo, la respuesta al estrés, los patrones de sueño, la función inmunológica, la respuesta al dolor y el apetito.

El CBD ayuda con la ansiedad y muchos otros problemas de salud precisamente mediante la interacción con dichos receptores endocannabinoides. A medida que las moléculas de CBD se conectan con estos receptores, trabajan para restaurar la estabilidad de las funciones y ayudan al cuerpo a funcionar de manera saludable y natural. A medida que el cuerpo comienza a regular sus respuestas al estrés, se produce una reducción de la ansiedad y una mejora en la forma en que se manejan las situaciones estresantes.

La investigación sobre el CBD

Si bien la investigación científica sobre la gama completa de beneficios del CBD es todavía muy escasa, sí que se han realizado varios estudios que muestran resultados positivos respecto al uso de CBD para la ansiedad.

Durante un estudio realizado en 2010 con personas que padecen ansiedad social, los participantes que recibieron CBD no sólo afirmaron que se sentían más tranquilos, sino que sus escáneres cerebrales mostraron una actividad reducida en las áreas asociadas con el estrés.

Un estudio de 2011 encontró que el CBD reduce el estrés en quienes padecen ansiedad social, en particular cuando se trata de hablar en público.

Una revisión de una serie de estudios realizada en 2015 encontró evidencia positiva en el uso de CBD para aliviar la ansiedad generalizada, los trastornos de pánico, el trastorno de estrés postraumático y el trastorno obsesivo compulsivo.

Un estudio de 2016 concluyó que el CBD resultó útil para reducir la ansiedad y los problemas de sueño asociados en un niño afectado por trastorno de estrés postraumático.

Cómo usar el aceite de CBD para la ansiedad

Las personas que están acostumbradas a tomar medicamentos tradicionales para la ansiedad, tal vez puedan sentirse un poco inseguras con respecto a la cantidad de CBD que necesitan para mejorar sus síntomas.

Es importante señalar que la situación de cada persona es diferente y cada una necesitará una cantidad diferente de CBD. Si bien el CBD es un producto completamente natural, es mejor empezar con una dosis baja y ver cómo responde el cuerpo; es posible que descubras que puedes obtener beneficios de una cantidad muy pequeña.

Algunos de los elementos que afectarán tu reacción al CBD y a la cantidad que podrías necesitar para notar un alivio de la ansiedad incluirán:

  • Tu peso corporal
  • Tu metabolismo
  • La concentración del producto.
  • Especificidades particulares y la gravedad de tu ansiedad.

Si eliges usar CBD para tratar la ansiedad, es recomendable incluirlo como parte de un plan de tratamiento más amplio. En particular, si estás tomando medicamentos para tratar la ansiedad o depresión, siempre debes hablar con tu médico antes de probar cualquier sustancia nueva. Si es posible, puede ser útil encontrar un médico con experiencia en la medicina del cannabis.

Seguridad del CBD

Si bien hay lugares donde encontrar información sobre los beneficios que puede ofrecer el CBD, si es la primera vez que pruebas el cannabidiol, tienes

Read More »

¿Es legal el CBD?

Los nuevos usuarios de CBD a menudo se preguntan si el CBD es legal, y no es de extrañar, ya que lamentablemente no hay una

Read More »

¿Quieres un 15% de descuento?

Suscríbete ahora a nuestra newsletter

Ahorra el 15% con el código coupon

HELLO15